603652_18695409Tratar el agua de la piscina es primordial para disfrutarla plenamente. Podemos tratarla a mano, echando los productos de manera convencional, o por el contrario, utilizar la tecnología actual, que nos garantiza una manera mejor, más cómoda y más segura manera de hacerlo.

 

En resumen

 

Regular la dosificación de los productos químicos, o crear el desinfectante directamente con el equipo, es una muy buena alternativa para el tratamiento del agua de tu piscina.

En Piscinas APP, instalamos equipos para el tratamiento del agua de tu piscina en Pamplona y Navarra.

 

  1. Electrólisis salina
  2. Neolysis
  3. Ionización, Hidrólisis, UV y O3
  4. Equipos automáticos de regulación y control
  5. Contacta con nosotros

 

 1. Electrólisis salina

 

También llamada cloración salina.

Como sistema de desinfección del agua de tu piscina, funciona de la siguiente manera. Se hace pasar el agua de la piscina, en la que previamente se ha disuelto una pequeña cantidad de sal, por unos electrodos que se han instalado  en el equipo de filtración de la piscina, y la sal disuelta, se descompone separando el sodio y el cloro. Este último desinfecta el agua.

La aplicación de los sistemas de electrólisis salina para el tratamiento del agua de la piscina, están imponiéndose de manera progresiva debido a su eficacia, comodidad, seguridad y economía.

 

Las ventajas:

 

  • Utilizando electrólisis salina, no es necesario almacenar, manipular ni dosificar ningún desinfectante químico, como el cloro, bromo, etc., solo sal común, aportando una mayor seguridad.
  • Lo normal es echar la sal en la piscina, al principio de la temporada, y no incorporar más hasta que no te lo indique el sistema. Muy habitualmente aguanta todo el verano con la primera carga de sal, depende del agua nueva que cambiemos con los lavados, fugas, etc., por lo que la comodidad es otra de las ventajas.
  • Supone un ahorro en productos químicos sesinfectantes.
  • Elimina las cloraminas, causantes del mal olor y la irritación de los ojos y las mucosas.

 

Hay equipos de Electrólisis salina de todas las gamas. Desde la más básica que genera una cantidad concreta y uniforme de cloro, que se regula manualmente, pasando por las que incluyen un controlador y regulador automáticos de pH. Hasta las más completas, que además controlan en todo momento, la cantidad de cloro que hay en el agua, y general automáticamente el cloro necesario para cada instante.

 

 2. Neolysis

 

Mezcla de dos tratamientos de agua para piscinas: la desinfección por UV y la Electrólisis Salina para obtener la máxima calidad del agua. Con una baja salinidad, sin mantenimiento de aporte de sal, y la máxima capacidad de reducción de cloraminas, hace que este sistema de tratamiento de agua sea más avanzado, con mayor sostenibilidad, mejor desinfección y más saludable para el usuario.

La Neolysis combina en un único reactor la limpieza del tratamiento UV con la desinfección de la electrólisis garantizando un agua desinfectada y clorada. Son capaces de sumar las características y ventajas de cada una de estas dos tecnologías por separado y a la vez corregir sus inconvenientes.

Por otro lado, la salinidad del agua es inferior a 2 g/l, mucho menor que los tratamientos por electrólisis convencionales (de 4 a 6 g/l).

 

Las principales ventajas que aportan los equipos de Neolysis son:

 

• Más desinfección: doble desinfección al unificar el tratamiento UV con la generación de cloro in situ. La combinación garantiza una desinfección más eficiente del agua de la piscina con un índice de salinidad muy bajo y a su vez se evita la necesidad de añadir sal y productos clorados (hipoclorito, cloro en pastillas, etc.).

 

• Más sostenible: es una tecnología sostenible por los ahorros de agua y energía. Desaparecen los lavados de filtro con el objetivo de reducir la concentración de cloraminas.

 

• Más saludable: agua de mejor calidad que mejora las condiciones de baño y reduce las irritaciones en piel, nariz y ojos.

 

Gracias a estas ventajas el tratamiento por Neolysis consigue la máxima calidad del agua en la piscina.

 

 3. Ionización, Hidrólisis, UV y O3

 

Estas son otras maneras de tratar el agua.

 

  • Ionización de cobre y  plata. Por electrólisis, se liberan iones de cobre y plata al agua, desinfectándola. Tanto el cobre como la plata se han aplicado durante siglos como mecanismo biocida.
  • Hidrólisis. Genera a partir del agua, desinfectantes tales como el Ozono y el Oxígeno activo, ofreciendo un tratamiento más natural.
  • UV (ultravioleta), O3 (ozono) entre otras, desinfectan el agua sin productos químicos.

 

 

 4. Equipos automáticos de regulación y control

 

Son equipos que, de manera automática, miden  los niveles del agua (cantidad de cloro, nivel pH, temperatura, etc.), y con respecto a unos parámetros predeterminados, aporta los productos químicos necesarios para su tratamiento, por lo que nos ahorran mucho tiempo, consiguiendo mantener el agua en perfecto estado.

 

Los más completos pueden controlar y regular automáticamente el valor del pH, el nivel residual de cloro libre en el agua, potencial REDOX, temperatura, medir el cloro total, la conductividad, turbidez, caudal… Mediante un software específico es posible controlarlos mediante un PC, ya sea de forma remota a través de Internet, teléfono móvil o mediante control local y permiten acceder a la información en tiempo real o a todo el histórico de la instalación.

 

Estos equipos tan completos están pensados para piscinas públicas y centros deportivos. Para la piscina de casa, hay unos mucho más sencillos que regulan solo el cloro, o solo el pH, o las dos cosas juntas, y que cubren perfectamente tus necesidades.

 

 

5. Contacta con nosotros

 

Contacta con nosotros y pídenos presupuesto sin compromiso.

e-mail: info[arroba]piscinasapp.com

teléfono: 659 922 646