piscinas en pamplona y navarra 

Las piscinas en Pamplona y Navarra cada vez son mas habituales y tendrás que conocer como cuidarlas y mantenerlas para poder disfrutarlas cuando quieras darte un chapuzón.

 

El clima en Navarra, influye en la temporada de baño

 

En Navarra, tenemos una diferencia notable en el clima según sea la zona donde nos situemos. Esto influye directamente en la temporada de baño, el uso que haremos de nuestra piscina, y el tratamiento que necesita.

La temporada más corta de baño en Navarra la tendríamos en las zonas pirenaicas (Baztan, Roncal…) donde, prácticamente serían los meses de julio y agosto los que nos bañaríamos en la piscina, y a medida que nos dirigimos al sur, se va alargando hasta llegar a la Ribera (Tudela, cortes…), que es la zona más cálida de Navarra, donde la temporada de baño se alarga casi desde mayo a octubre.

 

¡Alarga la temporada de baño!

 

Para alargar la temporada de baño, sobre todo en las zonas más al norte de Navarra, tenemos varias opciones.

Por supuesto que cubrir y climatizar la piscina, sería la mejor opción, pero no todos los bolsillos se pueden permitir ese lujo.  Hay opciones más económicas y que dan muy buenos resultados.

 

Cobertores flotantes. Una alternativa más económica para alargar la temporada de baño

 

Hay unos cobertores flotantes de “quita y pon”, llamados “térmicos solares”. Se trata de una lámina de polietileno, con unas burbujas estancas de aire. Con ellos cubres la piscina, cuando no te estas bañando, y tienen un doble efecto.

Los fabricantes aseguran que al incidir el sol en las burbujas de aire, calientan un poco el agua, pero el efecto más importante de todos es que evitan que el agua pierda calorías con el aire, y sobre todo a la noche, que la temperatura baja considerablemente en la zona norte de Navarra.

Para facilitar el “quita y pon” de los cobertores flotantes, hay unos enrolladores, que en unos pocos segundos cubres o descubres la piscina.

La durabilidad de estos cobertores depende de la calidad de la fabricación. Influye directamente el micraje del polietileno, que puede ir desde 80 a 400 micras.

 

Cubiertas automáticas de lamas. Comodidad y durabilidad.

 

Otros cobertores flotantes son las llamadas “cubiertas automáticas” hechas con lamas de PVC extrusionado, de alta resistencia. Son una especie de persianas flotantes con un enrollador automático, que con darle a un pulsador, se abren y se cierran automáticamente.

Cada lama es un perfil con cámaras huecas selladas por los extremos con unos tapones soldados que aseguran su flotabilidad.

Con este tipo de cobertor ganas en comodidad y durabilidad, ya que los materiales son mucho más resistentes, y evita la perdida de calorías del agua, a la vez que reduce muchísimo la cantidad de suciedad que cae a la piscina.

 

Cubiertas elevadas. El sumun de la comodidad

 

Ya en el sumun de la comodidad tenemos las “cubiertas elevadas,” o cerramientos para piscinas. Una estructura  metálica  cerrada con láminas transparentes de  PVC o policarbonato. Pueden ser fijas o telescópicas.

La acción directa del sol sobre las láminas transparentes, hacen un efecto invernadero, y garantizan un aumento de la temperatura del agua, a demás de la comodidad de que la salida del agua siempre será más agradable, por estar protegidos del aire fresco, muy habitual en el norte de Navarra.

Calentadores solares de plastico. Un sistema sencillo y económico para calentar el agua

 

Existen en el mercado también, unos “calentadores solares” de agua bastante económicos, fabricados con materiales plásticos.

El sistema es muy sencillo. Incluye en su interior un tubo de color negro en forma de serpentín o espiral, en el cual el sol incide directamente calentándolo. Conectadolo al retorno de la filtración de la piscina, se hace pasar el agua por ese tubo negro calentando el agua.

 

Placas solares y bombas de calor. Muy efectivos para calentar el agua, y rentables a la larga

 

Hay otros sistemas más conocidos y más efectivos para calentar el agua, como los intercambiadores eléctricos, bomba de calor, placas solares, etc., pero no son tan económicos.

Unos son más baratos a la hora de comprarlos, como los intercambiadores eléctricos, pero luego el gasto en electricidad es muy alto.

Otros, como las placas solares y las bombas de calor, el desembolso inicial es muy alto, aunque luego el consumo se hace rentable en pocas temporadas.

La elección de cualquiera de los sistemas de calentar el agua, depende de la temperatura que queramos, y del gasto que podamos soportar.

 

 

 

 La Piscina: ¡un espacio para disfrutar!

¿Quien no sabe que es una piscina?. Si preguntas a cualquiera, cada uno te dará una respuesta distinta, pero todas acertadas.

Una de ellas podrías ser que la piscina es un recipiente de agua destinado al baño, tanto lúdico como deportivo. ¡En fin, un espacio para disfrutar!. También se le llama de otras maneras como vaso, alberca, pileta, etc. 

Existen muchos tipos de piscina según las dimensiones, formas y  materiales.

Un conocido ejemplo, según las dimensiones, es la “piscina olímpica”, que tiene unas dimensiones concretas de 50 m por 25 m, y una profundidad mínima de 2 m.

Hay infinidad de piscinas basándonos en las formas. Desde formas geométricas de distinto número de lados (redondas, rectangulares, hexagonales…), hasta piscinas de formas orgánicas ( forma de riñón, corazón…), pasando por todo tipo de formas artísticas imaginables.

Entre los materiales utilizados, podemos nombrar el hormigón, fibra de vidrio, metal, madera, pvc, etc.

Las podemos tener enterradas, semienterradas, elevadas sobre el suelo.

Las piscinas pueden ser un mero recipiente estanco de agua, o estar equipadas con ciertos elementos incorporados a su propia estructura, que, junto al equipo de filtración, nos facilitarán la conservación del agua y el mantenimiento de la propia piscina.

Los más simples son: sumidero de fondo, skimmer, toma limpia fondos, como elementos de aspiración o succión del agua, e impulsores, como elementos de retorno del agua a la piscina.

 

TRATAMIENTO DEL AGUA DE LA PISCINA

Para mantener el agua de nuestra piscina en perfecto estado, hace falta que la tratemos física y químicamente.

 

TRATAMIENTO FISICO DE LA PISCINA

Para un tratamiento físico utilizaremos un equipo de filtración, acorde con nuestra piscina y el entorno en que se encuentre.

EQUIPO DE FILTRACIÓN PARA LA PISCINA

El equipo de filtración, es una parte importante para mantener la calidad del agua de nuestra piscina, en perfecto estado de uso para el baño.

Su función es la de filtrar las partículas e impurezas que están en suspensión en el agua, además de mantener homogéneamente los productos químicos, que utilizamos para la desinfección del agua,  por toda la piscina.

El equipo de filtración consta de varias partes. La bomba y el filtro, son las más importantes de todas.

La bomba, es el mecanismo que genera el movimiento del agua en la piscina.

Consigue, gracias a un circuito de tubos, recoger el agua de la piscina, pasarla por el filtro, y devolverla, filtrada, de nuevo a la piscina.

El filtro, es la parte que, como indica su nombre, filtra el agua, y la libera de las partículas e impurezas suspendidas en ella.

La mayoría de los filtros suelen llevar incorporada una válvula selectora, o una batería de válvulas, para realizar las diversas funciones del equipo de filtración, como el filtrado, lavado del filtro, vaciado, etc

En filtros, podemos encontrar varios tipos:

  • Filtros de Arena.

Son filtros rellenos con arena de sílex.

El agua entra por la parte superior del filtro, pasa por la arena de sílex, y sale por el fondo del filtro, totalmente filtrada.

Cuando el filtro se satura de impurezas, pierde capacidad de filtración. La arena de sílex puede ser lavada

  • Filtros de diatomeas.

Utilizan tierra diatomea( frústulas de diatomeas fosilizadas).

Las diatomeas son unas algas unicelulares microscópicas, que su poroso esqueleto retiene las partículas en suspensión del agua.

Cuando las diatomeas se saturan, no se pueden limpiar, hay que rechazarlas y aportar más al filtro.

  •  Filtros de cartucho.

Incluye un cartucho de material sintético.

Se fabrican con un micraje concreto, que retiene las partículas contaminantes.

El cartucho se limpia con agua a presión.

  •  Filtros de saco.

El filtro es el propio saco.

Hecho de material sintético, retiene las impurezas.

TRATAMIENTO QUIMICO PARA LA PISCINA

Se puede utilizar una serie de desinfectantes para el tratamiento químico de la piscina. El más común es el cloro en todas sus variantes, aunque hay otros como el bromo, oxígeno, etc. ,y otros aditivos como los algicidas, floculantes, incrementadores o reductores de ph, anticalcáreos, etc.

Todos estos productos químicos, se añaden al agua, de forma manual o automática.

Hay diversos automatismos para el aporte de los productos químicos.

Existen en el mercado unos dispositivos que generan el producto químico “in situ”. por ejemplo la electrolisis salina, un sistema muy utilizado últimamente, o la creación de iones de cobre y  plata.

Otros dispositivos, desinfectan el agua sin productos químicos, como la desinfección con UV (ultravioleta), y con O3 (ozono) entre otras.

 

Si necesitas mas información: Llámanos al 659 922 646 o contacta con nosotros en info [arroba] piscinasapp [.] com