254135_3379

Al igual que en nuestro coche, en la casa, etc., es inevitable que, con el tiempo, aparezcan averías comunes en nuestra piscina, porque nada dura para siempre. Ya sea por un maltrato inconsciente, accidentes, humedades, asentamiento del terreno, o por el desgaste y la fatiga de los materiales por el propio uso normal.

 

En resumen

 

Hay que tener en cuenta que una avería no se “cura sola”, al contrario, solo puede ir a más. A veces, una pequeña avería, si se deja, puede acabar en una avería mayor, y por consecuencia, un coste económico mayor.

En Pamplona y Navarra, Piscinas APP reparamos todo tipo de bombas, filtros, componentes de piscina en general, detectamos y reparamos fugas, y aconsejamos al cliente, la mejor manera de efectuar dicha reparación, o si es mejor la sustitución del componente en concreto, dándole la alternativa en ese caso.

 

  1. Equipos de filtración
  2. Averías de la bomba
  3. Averías del filtro
  4. Averías de la válvula selectora
  5. Equipos de regulación y control
  6. Fugas
  7. Contacta con nosotros

 

1. Equipos de filtración

 

Los equipos de filtración incluyen varios componentes, los cuales, por el propio uso se van deteriorando. Por supuesto, hay factores que aceleran ese deterioro.

 

Averías frecuentes.

 

2. Averías de la bomba

 

Es el mecanismo que mueve el agua. Los factores que propician las averías de las bombas son varios.

 

  • A veces el entorno donde se aloja, tiene una humedad bastante alta. Si además, en invierno dejamos la bomba parada en ese sitio húmedo, el riesgo de avería es mayor. Esto afecta a las partes metálicas, externas e internas, provocando oxidación. Carcasas metálicas, rodamientos, conexiones eléctricas, etc, se ven afectados por la humedad, repercutiendo, con el tiempo, en su funcionamiento.
  • Cuando, por despiste, fuga, etc. la bomba trabaja sin agua, se produce un sobrecalentamiento de piezas internas de la bomba, deteriorandolas.
  • Si la bomba se sumerge en el agua, por que se ha inundado el recinto donde se aloja, el interior del motor se llena de agua afectando al sistema eléctrico, rodamientos, etc.
  • El prefiltro de la bomba hay que limpiarlo a menudo, porque esos sólidos que retiene, si no se quitan, pueden llegar a romper el cestillo del prefiltro, dejando pasar todo tipo de elementos, que pueden atascar, e incluso averiar mecanismos internos de la bomba.

 

3. Averías del filtro

 

Lleno de arena, habitualmente de sílex, filtra el agua, reteniendo la materia en suspensión que lleva el agua.

 

  • Con el tiempo y el uso, la arena se apelmaza en las paredes del filtro, haciendo que la filtración sea cada vez menos eficiente, e incluso puede que se lleguen a crear lechos bacterianos en esa arena apelmazada.
  • Por descuido generalmente, o por muy poca o nula limpieza de la arena, a veces creamos una sobrepresión en el filtro. Quizás hemos hecho funcionar la bomba con alguna válvula cerrada, y el filtro se ha roto. Puede que la avería esté a la vista o no. Si está a la vista, veremos como sale el agua por algún lado, y si no se ve, es posible que parte de la arena acabe dentro de la piscina. No siempre se rompe el filtro cuando hay un exceso de presión, pero lo que si ocurre es que “fatigamos” los componentes del filtro, reduciendo su resistencia, y acortando la vida del filtro. Cuantas más veces expongamos al filtro a un exceso de presión, más fácil es que se rompa.

 

4. Averías de la válvula selectora

 

Válvula que redirige el agua para realizar las funciones del equipo de filtración.

 

  • El agua, el cloro, la arena del filtro… todo eso, con el tiempo, deteriora las partes internas de la válvula selectora. La consecuencia es una mala realización de sus funciones, y una posible pérdida de agua por el desagüe.
  • El exceso de presión, también deteriora y rompe la válvula selectora.

 

5. Equipos de regulación y control

 

Miden y regulan, sobre todo, el cloro y el pH del agua.

 

  • Estos Equipos deben llevar un seguimiento y un mantenimiento mínimo para que funcionen bien, si no las lecturas y el control que hacen del agua, serán incorrectas.
  • Como todo aparato electrónico, son sensibles a la humedad, y un exceso de esta los deteriora considerablemente.

 

6. Fugas

 

Las fugas, probablemente, sean el mayor temor si  tenemos una piscina.

 

Tenemos fugas a la vista

 

 

  • Muy fáciles de encontrar por el escape de agua.
  • Fugas por deterioro o rotura de las válvulas.

 

Otras más difíciles de encontrar, como.

 

  • La rotura de los tubos que van desde la piscina hasta el equipo de filtración, que suelen estar enterrados, por pequeños asentamientos del terreno, leves movimiento de la piscina, si no está bien asentada… etc.
  •  Fugas en el vaso de la piscina. Las piscinas, como el resto de las cosa, soportan un deterioro continuo. Soportan la presión del agua, los productos químicos que utilizamos para la desinfección del agua, cambios de temperatura, incluso hielo en invierno… y una lista interminable de agresiones. Ya sean de hormigón, poliéster, madera, liner, etc.,  con el tiempo, la fuga es casi irremediable. Unas lo tendrán en pocos años, otras llevarán cuarenta y todavía no tendrán ninguna fuga. Todo depende de muchos factores. La preparación del terreno antes de fabricarla o montarla, el uso que se le da, el entorno y la prevención que tengamos sobre el…

 

Es muy importante localizar y reparar las fugas cuanto antes, para que no vayan a más.

 

 7. Contacta con nosotros

 

Contacta con nosotros y pídenos presupuesto sin compromiso.

e-mail: info[arroba]piscinasapp.com

teléfono: 659 922 646