summer-woman-women-2279-l

¿Porqué tienes una piscina?. Esta pregunta tiene una respuesta muy fácil. ¡Porque me gusta!. También te gusta que la piscina esté impecable, no?. Pues esto conlleva unas pequeñas y sencillas tareas de mantenimiento y tratamiento del agua de la piscina.

 

En resumen

 

Una buena puesta en marcha de tu piscina, será determinante para una temporada de baño sin problemas.

Con una hora a la semana que dediques a hacer un buen mantenimiento a tu piscina, puede ser suficiente.

Mide y ajusta periódicamente los valores de ph y cl del agua de la piscina.

Mantén tu equipo de filtración en perfecto estado.

Realiza un tratamiento de invierno y veras que, si mantienes la piscina durante todo el año, puedes lograr un ahorro de agua y esfuerzo considerable.

 

 

  1. revisa el equipo de filtración
  2. ¿sabes que capacidad de agua tiene tu piscina?
  3. pon en marcha la piscina
  4. limpieza inicial
  5. mantenimiento periódico
  6. tratamiento de invierno (invernaje)
  7. tratamiento del agua
  8. problemas y soluciones

 

1. Revisa el equipo de filtración

 

swimming_pool_summer_1153579_h

Comprueba que el equipo de filtración y los accesorios de la piscina están en buen estado y funcionan correctamente. Probablemente no se haya utilizado en todo el invierno.

 

  • Antes de poner la bomba en marcha, quita la tapa trasera y mueve el ventilador con la mano. Este debe moverse con muy poco esfuerzo. Revisa el que el prefiltro de la bomba esté en buenas condiciones. Al ponerla en marcha, asegúrate que no emite ruidos raros y estridentes. Evita poner en marcha la bomba en vacío.
  • Es recomendable realizar, una vez al año, un tratamiento a la arena de sílex del filtro para evitar el apelmazamiento de esta, y desinfectarla de los posibles lechos bacterianos.
  • La arena vítrea es una muy buena alternativa a la arena de sílex. A partir de vidrio reciclado, esta arena vítrea, da mejores resultados en la filtración y, al contrario que la arena de sílex, no se apelmaza, y la posibilidad de crearse lechos bacterianos es muy inferior.
  • Revisa el funcionamiento de los diversos mecanismos que pueda tener tu piscina (válvulas, dosificadores, electrólisis,  …).

 

2. ¿Sabes que capacidad de agua tiene tu piscina?

Si no lo sabes, te voy a decir la manera fácil de calcularlo.

Es muy importante saber la capacidad de agua que tiene tu piscina, puesto que así podremos calcular perfectamente los tratamientos que haya que realizar.

Realzar el cálculo del volumen de agua es distinto según la forma de la piscina. Abordaremos tres formas básicas. Rectangular, redonda y ovalada.

 

  • Rectangular:      volumen = largo x ancho x profundidad media
  • Redonda:            volumen = largo x ancho x profundidad media x 0,89
  • ovalada:              volumen = largo x ancho x profundidad media x 0,785

 

La profundidad media, se calcula de la siguiente manera:

Profundidad media = (profundidad máxima + profundidad mínima) / 2

 

3. Pon en marcha la piscina

 

541958_47693845

Si has realizado en tu piscina un mantenimiento de invierno, el agua se ha mantenido clara y transparente, y la piscina no tiene algas a la vista, sigue estos pasos.

 

  • Retira todos los restos de hojas e insectos con el recogehojas.
  • Barre el fondo de la piscina, procurando que el agua sucia no pase por el filtro, sino directo al desagüe.
  • Cepilla el fondo, las paredes y los accesorios de la piscina (skimmer, boquillas, escaleras…), limpia la línea de flotación.
  • Rellena la piscina hasta mitad de skimer.
  • Regula el PH del agua entre 7,2 y 7,6 con un reductor o incrementador de PH.
  • Haz un tratamiento de choque inicial con cloro rápido y algicida.
  • Realiza un lavado del filtro, y pon en marcha el equipo de filtración de 5 a 8 horas.
  • Si después del cepillado el agua se ha quedado un poquito turbia, coloca floculante en cartuchos en el skimer para ayudar al filtro a clarificar el agua. Si después de filtrar de 5 a 8 horas la turbidez persiste, utiliza floculante líquido, deja que decante, y barre el fondo de nuevo tirando el agua por el desagüe.
  • Cada vez que aportes un producto químico al agua de la piscina, sigue las instrucciones del fabricante.

 

Si el agua se ha mantenido limpia, pero en las paredes y el fondo han aparecido algunos puntos de algas,  trata las estas con cloro granulado directamente sobre ellas, desaparezcan. Deja unas pocas horas que el cloro actúe,  y frótalas con un cepillo hasta que desaparezcan. Después sigue los pasos anteriores.

 

4. Limpieza inicial de la piscina

 

IMG-20140811-WA0002

Si el agua está sucia y oscura, y las paredes y el fondo cubiertos por algas, lo mejor es hacer una limpieza inicial de la siguiente manera.

 

  • Vaciar la piscina. La mejor manera de vaciar una piscina es por “vaciado directo”, o “por su propio peso”. Esto significa que el desagüe de la piscina está por debajo del fondo de esta, así el agua cae libremente por el (como se vacía una bañera al quitarle el tapón). Pero no todas las piscinas cuentan con un vaciado directo. Si este es tu caso, lo mejor es utilizar una bomba sumergible, y ayudarse del equipo de filtración para vaciar la piscina.
  • Mientras la piscina se vacía, podemos ir frotando las paredes con un cepillo para retirar toda la mayor cantidad de suciedad posible. En este momento, la porquería está más blanda y fácil de quitar. Cuanto más se seca, más difícil.
  • Retiramos todos los restos de suciedad, más o menos sólida, acumulada en el interior de la piscina.
  • Aplicamos por las paredes, el fondo y resto de accesorios de la piscina (skimmer, boquillas, escaleras…), un detergente desincrustante para piscinas, y lo dejamos actuar una media hora. A continuación frotamos y aclaramos todo con abundante agua.
  • Si han quedado restos de suciedad o cal, repetimos la operación anterior.
  • Llenar la piscina de agua hasta mitad del skimer , ajustar el pH entre 7,2 y 7,6, con un reductor o incrementador de pH, realizar un tratamiento de choque con cloro y algicida,  y filtrar de 5 a 8 horas seguidas.

 

5. Mantenimiento periódico de la piscina

 

En verano, en cualquier momento podemos disfrutar de la piscina, por eso nos gusta tenerla a punto para esa ocasión.

Básicamente, tenemos que limpiar la piscina, y realizar un tratamiento preventivo para mantener la piscina en perfectas condiciones a lo largo de la temporada.

Estas son las tareas de limpieza que tenemos que hacer en la piscina semanalmente.

 

  • Retira las hojas, insectos y otro tipo de sólidos de la superficie y el fondo de la piscina, con el recogehojas.
  • Limpia el fondo del polvo y las impurezas que haya con el limpiafondos.
  • Limpia los cestillos de los skimmer y el prefiltro de la bomba cuando los veas con hojas, insectos y otro tipo de sólidos.
  • Realiza un lavado del filtro cada vez que pases el limpiafondos, o cuando te lo indique el manómetro, al aumentar la presión de este.
  • Según como sea tu piscina, y  la concentración de polvo, arena y vegetación que tengas en el entorno, con hacer esto una vez a la semana sería suficiente.

 

También semanalmente.

 

  • Mete dentro del skimer cloro en pastillas (si no tienes dosificador). El formato de 200gr, es muy cómodo de utilizar. Se calcula que por cada 20.m3 de agua se pone una pastilla en el skimer, y debe durar toda la semana.
  • Añade algicida y floculante. El algicida,  500 ml. por cada 100 m3 de agua, y el floculante,  50 ml. por cada 100 m3, si es líquido, ó 1 cartucho por cada 50 m3.
  • Podemos usar pastillas multifunción, en las que vienen integrados con el cloro el algicida y el floculante.

 

Otras tareas a realizar

 

  • Periódicamente analiza el nivel de cloro y el pH. Para casa, con un analizador manual económico, nos basta. Utilizan unos reactivos que colorean el agua, y luego comparándolo con una tabla de colores, nos determina el nivel.
  • Ajusta el pH entre 7,2 y 7,6 con un reductor o incrementador de pH. Los venden en formato granulado, muy fácil de usar y con un riesgo muy inferior a los de formato líquido.
  • Y el cloro entre 0,6 y 1,5 p.p.m. (partes por millón). . Si no tienes un dosificador de pastillas, colócalas en el skimer.
  • Si el agua es muy dura, añade anticalcareo para evitar la formación de cal en las paredes y el fondo de la piscina.
  • Mantén el nivel del agua correctamente (a mitad de skimer).
  • Después de añadir agua nueva, cada vez que haga falta, analiza de nuevo el nivel de cloro y pH, y ajústalo si fuese necesario.

 

Aunque te doy unas recomendaciones en las cantidades de cada producto químico que hay que aportar al agua, son orientativas. Sigue siempre las recomendaciones del fabricante.

 

 

6. Tratamiento de invierno (invernaje)

 

france-lartigolle-686005-h

Facilita la puesta en marcha de la piscina después del invierno. Mantenerla lleva muy poco trabajo, y los resultados son notables.

 

  • Después de la temporada de baño, la piscina se puede mantener en funcionamiento, y a medida que baja la temperatura disminuimos la cantidad de cloro, y el tiempo de filtración. Cuando el agua baja de 14º C, detén la filtración y deja un dosificador flotante con tabletas de cloro al mínimo caudal. Rellena el dosificador una o dos veces más mientras siga la piscina parada. Así hasta la primavera, o hasta que empiece a subir la temperatura.
  •  También puedes utilizar la opción de tratar el agua con productos químicos destinados para ello. Los invernadores. Al terminar la temporada de baño, realiza un tratamiento de choque con cloro y algicida, y aporta la dosis de invernador, 5 litros por cada 100 m3 (sigue las instrucciones del fabricante). Este proceso, se repite a la mitad de la temporada de invierno.
  • Es aconsejable que, una vez al mes, retires todas las hojas y desperdicios que se hayan depositado en la piscina. Estos facilitan la creación de algas y microorganismos, que entorpecen este tratamiento.
  • Si colocas un cobertor de invierno, te facilitará mucho más el invernaje, al no caer apenas desperdicios al agua. Y al ser opaco, dificulta la entrada de luz y la creación de algas.
  • Si la zona donde tienes la piscina es propensa a las heladas, protege esta del hielo. Baja el nivel del agua por debajo de los skimers, coloca flotadores para la invernación, o en su defecto, unas garrafas de plástico medio llenas flotando en el agua. Vacía en lo posible los tubos y el equipo de filtración, de agua.

 

7. Tratamiento del agua

 

674075_33460848Para mantener el agua de nuestra piscina en perfecto estado, hace falta que la tratemos física y químicamente.

 

Tratamiento físico del agua

 

Para un tratamiento físico utilizaremos un equipo de filtración, acorde con nuestra piscina y el entorno en que se encuentre.

 

  • El equipo de filtración, es una parte importante para mantener la calidad del agua de nuestra piscina en perfecto estado de uso para el baño. Su función es la de filtrar las partículas e impurezas que están en suspensión en el agua, además de mantener homogéneamente los productos químicos, que utilizamos para la desinfección del agua,  por toda la piscina.

 

El equipo de filtración consta de varias partes. La bomba y el filtro, son las más importantes de todas.

 

  • La bomba, es el mecanismo que genera el movimiento del agua en la piscina. Consigue, gracias a un circuito de tubos, recoger el agua de la piscina, pasarla por el filtro, y devolverla, filtrada, de nuevo a la piscina.
  • El filtro, es la parte que, como indica su nombre, filtra el agua, y la libera de las partículas e impurezas suspendidas en ella. La mayoría de los filtros suelen llevar incorporada una válvula selectora, o una batería de válvulas, para realizar las diversas funciones del equipo de filtración, como el filtrado, lavado del filtro, vaciado, etc

 

En filtros, podemos encontrar varios tipos:

 

  • Filtros de Arena. Son filtros rellenos con arena de sílex (también se puede utilizar arena vítrea). El agua entra por la parte superior del filtro, pasa por la arena de sílex, y sale por el fondo del filtro, totalmente filtrada. Cuando el filtro se satura de impurezas, pierde capacidad de filtración. La arena de sílex puede ser lavada.

 

  • Filtros de diatomeas. Utilizan tierra diatomea( frústulas de diatomeas fosilizadas). Las diatomeas son unas algas unicelulares microscópicas, que su poroso esqueleto retiene las partículas en suspensión del agua. Cuando las diatomeas se saturan, no se pueden limpiar, hay que rechazarlas y aportar más al filtro.

 

  •  Filtros de cartucho. Incluye un cartucho de material sintético. Se fabrican con un micraje concreto, que retiene las partículas contaminantes. El cartucho se limpia con agua a presión.

 

  •  Filtros de saco. El filtro es el propio saco. Hecho de material sintético, retiene las impurezas.

 

Tratamiento químico del agua

summer-pool-elcajon-1458654-h

 

Se puede utilizar una serie de desinfectantes y aditivos para el tratamiento químico de la piscina.

 

  • Cloro. Es el más común de los desinfectantes. En tu piscina utilizarás (por la velocidad de disolución) los llamados cloro rápido y lento, en forma de polvo, granulado, o pastillas. También se puede utilizar cloro líquido (hipoclorito). Cuando se agrega en pequeñas cantidades al agua de la piscina, los átomos de cloro son hidrolizados del resto de la molécula, formando ácido hipocloroso (HClO), que actúa como un biocida general, matando gérmenes, microorganismos, algas, entre otros  en todas sus variantes. Se puede encontrar también combinado con otros productos en los formatos “multiacción”

 

  • Bromo. Se utiliza como una alternativa al cloro o para complementar sus efectos. El bromo se utiliza tanto para spas como para piscinas. Previene el crecimiento de algas, bacterias y elimina los malos olores.

 

  • Oxígeno activo (peróxido de hidrógeno). También llamado “agua oxigenada”.Es un desinfectante que libera oxígeno y se combina con la materia orgánica (gérmenes, algas, microorganismos…) deteniendo  su actividad. Su descomposición es limpia químicamente hablando y no genera contaminación. Esta indicado para personas con pieles sensibles o para todas aquellas personas que no quieran, por cualquier motivo, utilizar productos con cloro.

 

  • Algicidas. Son compuestos químicos que matan, o ayudan a evitar la proliferación de las algas. El cloro, de por sí ya es un algicida muy potente, pero cuando por distintas razones, el cloro está muy bajo o se ha consumido por completo, el algicida que hemos echado al agua periódicamente, es el que va a evitar el crecimiento de las algas.

 

  • Floculante.  Es una sustancia química que aglutina sólidos en suspensión una vez efectuada su coagulación, provocando su precipitación. Cuando el agua de la piscina está turbia, lo que tiene es una cantidad de micro partículas en suspensión. El floculante actúa sobre ellas, juntándolas en partículas más grandes, haciendo que se precipiten en el fondo, o que el filtro las retenga con mayor facilidad.

 

  • Incrementador o reductor de pH. Mantener el agua con el pH neutro (7,4), es muy importante para que la piscina esté en perfecto estado, los productos químicos funcionen correctamente, y lo más importante de todo, no tengamos irritaciones y problemas en la piel y las mucosas. Por ello añadiremos un incrementador de pH  en caso de que el agua esté ácida (por debajo de 7), y un reductor de pH en caso de que esté básica (por encima de 7,8).

 

  • Anticalcáreo. Las aguas con un contenido alto de cal y otros minerales se denominan aguas duras. Este tipo de agua puede llegar a taponar las tuberías y complicar la disolución de los químicos que se emplean para higienizar el agua de la piscina, por esto se necesita eliminar los iones que hacen a un agua, un agua dura. Los anticalcáreos, reducen la cantidad de cal contenida en el agua, ablandando el agua.

 

  • Invernador. Es una mezcla de químicos que utilizamos para las piscinas descubiertas, en la época de invierno, donde no se utiliza la piscina. Añadiendo un invernador al agua de la piscina, evitamos la proliferación intensa de algas y bacterias en el agua. Previene la putrefacción del agua y los  sedimentos calcáreos.

 

Puedes utilizar en la piscina unos dispositivos que generan el producto químico “in situ”.

 

  • Electrólisis salina. También llamada cloración salina. Como sistema de desinfección del agua de tu piscina, funciona de la siguiente manera. Se hace pasar el agua de la piscina, en la que previamente se ha disuelto una pequeña cantidad de sal, por unos electrodos que se han instalado  en el equipo de filtración de la piscina, y la sal disuelta, se descompone separando el sodio y el cloro. Este último desinfecta el agua.

 

  • Ionización de cobre y  plata. Por electrólisis, se liberan iones de cobre y plata al agua, desinfectándola. Tanto el cobre como la plata se han aplicado durante siglos como mecanismo biocida.

 

  • Hidrólisis. Genera a partir del agua, desinfectantes tales como el Ozono y el Oxígeno activo, ofreciendo un tratamiento más natural.

 

Otros dispositivos, desinfectan el agua sin productos químicos.

 

  • UV (ultravioleta), O3 (ozono) entre otras.

 

8. Problemas y soluciones

 

Aquí os dejo una serie de soluciones a los problemas más comunes que ocurren habitualmente en las piscinas, con las posibles causas.

 

problema                                                         causa                                                   solución

  • Agua verde. Depósitos y manchas verdes. Paredes resbaladizas.
-Proliferación de algas en la piscina por tratamiento escaso. Nivel bajo de cloro u otro desinfectante. Regular el nivel de pH entre 7,2 y 7,6 con un reductor o incrementador de pH. Realizar un tratamiento de choque con cloro rápido y algicida, y filtrar durante todo el día. Frotar con un cepillo las paredes y zonas manchadas. Pasar el limpiafondos y lavar el filtro. Mantener el nivel de cloro libre entre 0,6 y 1,5 p.p.m. (partes por millón) y añadir semanalmente, la dosis de algicida recomendada por el fabricante.
  • Irritación de ojos, piel y mucosas. Olor desagradable a cloro
-PH ácido, menor de 7. -Alto nivel de cloraminas (cloro combinado). Regular el nivel de pH entre 7,2 y 7,6 con un incrementador de pH. Tratamiento de choque con oxígeno activo (peróxido de nitrógeno). Si no tenemos, realizar un tratamiento de choque con cloro rápido. Filtrar durante todo el día. 
  • Irritación de ojos piel y mucosas. No desprende olor desagradable a cloro
-Nivel alto de cloro libre. Dosis excesiva de de cloro. Controlar el nivel de cloro y reducir la dosis diaria. Utilizar neutralizador de cloro. Mantener el nivel de cloro libre entre 0,6 y 1,5 p.p.m. (partes por millón).
  • Agua turbia, blanquecina. Aparecen incrustaciones en las paredes y accesorios de la piscina.
-PH básico, mayor de 8.-Filtración mala o insuficiente.-Después de una tormenta, con el nivel de cloro bajo. -Precipitación de las sales cálcicas  del agua. Regular el nivel de pH entre 7,2 y 7,6 con un reductor de pH. Comprobar el estado del filtro. Añadir floculante, según la recomendación del fabricante. Pasar el limpiafondos y lavar el filtro. Filtrar durante todo el día y volver a lavar el filtro. Añadir anti calcáreo al agua cada semana, según la recomendación del fabricante.
  • Los accesorios se oxidan. Aparecen manchas ocres.
-PH ácido, menor de 7. Regular el nivel de pH entre 7,2 y 7,6 con un incrementador de pH.
  • Agua coloreada
-Existencia de sales, según el color del agua, de cobre (azul), hierro (ocre) o manganeso (marrón). Regular el nivel de pH entre 7,2 y 7,6 con un incrementador o reductor de pH. Añadir floculante, según la recomendación del fabricante, y dejarla reposar durante unas horas para que los flóculos decanten al fondo. Pasar el limpiafondos directamente al desagüe, sin pasar por el filtro. Rellenar de agua, y regular de nuevo el nivel de pH. 
  • Manchas en las paredes, por encima del nivel de agua (linea de flotación).A veces se perciben manchas en bañadores, flotadores y juegos de agua.
-Grasas (cremas, sudor, maquillaje…) flotando en la superficie del agua, mezcladas con polvo, polen, esporas, etc. Limpiar frotando con un limpiador de bordes, o líneas de flotación. Ducharse antes del baño para eliminar la mayor parte posible de las grasa corporales y cremas.
  • Espuma en el agua.
-Exceso de algicida. -Desperdicios orgánicos en el agua. Vaciar la cantidad suficiente de agua por el desagüe, y volver a reponer con agua nueva. Realizar un tratamiento de choque con cloro rápido, y recircular durante varias horas. Regular el nivel de pH entre 7,2 y 7,6 con un incrementador o reductor de pH. Utilizar antialgas con antiespumante. Mantener el nivel de cloro libre entre 0,6 y 1,5 p.p.m. (partes por millón).

 

TEX INF 1TEX INF 2