_DSC7560_stitch

Cuantas veces nos encontramos con la polémica de tener una piscina pequeñita, que la pusimos con todo nuestro amor para nuestros niños, y sin embargo, cuando queremos nadar, nos tenemos que ir a una piscina pública teniendo la piscina en casa. Te planteas la cuestión, tengo “mi piscina” en “mi casa”, y tengo que irme fuera para poder nadar.

 

 Al final, más que nadar te mareas

¡Claro!, a lo mejor tienes una piscina que mide de largo 6 o 7 metros nada más, y si quieres nadar, entre que te impulsas en la pared y das dos brazadas, ya has llegado y media vuelta. Al final, más que nadar te mareas.

Cuantas veces estas en el jardín de casa tomando el sol, y te apetece nadar un rato. Empiezas a nadar en tu piscina de casa, haces 8 ò 10  largos y al final lo dejas por aburrimiento. Lo que has hecho, más que nadar, es dar vueltas e impulsarte en la pared sin llegar a coger un ritmo estable y cómodo. No sientes la sensación de haber realizado una buena sesión de ejercicio. Ese rato de deporte que querías hacer, se convierte en un simple chapuzón. Hay varias soluciones para esta situación.

 

  1. Natación contra corriente
  2. Natación estática

 

1. Natación contra corrientefile0002069003682

 Te permite nadar sin interrupción

Tan sencillo como crear una corriente en la piscina, y nadar en contra de ella sin moverte del sitio.

Hay un montón de equipos y marcas en el mercado de Natación Contra corriente, pero casi todos se basan en el mismo sistema. Un chorro de agua generado por una bomba, más o menos potente, que te permite nadar sin interrupción durante el tiempo que quieras y sin perder el ritmo, por pequeña que sea tu piscina.

 

 Lo elegimos según el uso que se le vayamos a dar

Al instalar un sistema de Natación Contracorriente, cada usuario tiene que pensar en el uso que le va a dar. No es lo mismo nadar a nivel competitivo que a nivel usuario o por ocio. Existen infinidad de equipos con distintas características para poder elegir el mejor y más cómodo para cada uno. Todo se basa en la potencia de cada equipo, y en el número y tamaño de las toberas. Aún así suelen tener un sistema para variar la resistencia de nado.

 

 contracorriente-Piscina-07Equipos integrados …  y portátiles

Generalmente son equipos integrados en la piscina, y se instalan a la hora de construirla, pero, por suerte, tenemos equipos portátiles, que se pueden instalar después, en piscinas ya construidas. El sistema de “mochila”, como equipo portátil, es muy cómodo para esta situación, porque se instala en muy poco tiempo y en cualquier tipo de piscina, sea de hormigón, fibra, liner, etc., y no tocamos la estructura de la piscina.

 

 ¡Pero hay más!

Existen equipos portátiles que solo hay que sumergirlos en el agua, enchufarlos y ya está. Unos usan transformadores a bajo voltaje, por seguridad, y otros con baterías recargables, pero al final todos funcionan y nos permiten disfrutar de un buen rato nadando.

 

2. Natación estática725332_30386165

 Nadar sin moverte del sitio

Como la misma palabra lo dice, Natación Estática, sin moverte del sitio. Este es otro sistema muy utilizado para nadar en la piscina de casa. A diferencia de la Natación Contracorriente, esta no genera una corriente para nadar en contra, sino que lo que hacemos es “atarnos” para no movernos, y así nadar sin interrupción el tiempo que queramos.

Generalmente se utilizan unos arneses unidos a cuerdas elásticas, o gomas, que se sujetan a unos soportes, unos rígidos, y otros elásticos, según modelos. Estos arneses se colocan habitualmente en la cintura, pero alguna marca utiliza un sistema que te sujeta de los pies.

 

 Orange BallMás económico, pero también funciona

Hay unos modelos de natación estática, que sirven también para aprender a nadar. Estos modelos son los que tienen el soporte con una cierta altura, y los arneses se sujetan a la cintura. Tan fácil como acortar adecuadamente el tamaño de la cuerda o goma, para que te sujete en el agua y no deje que te hundas.

Por supuesto que estos sistemas son mucho más económicos que la Natación Contracorriente, pero también funcionan. De hecho, en muchos equipos de natación se utilizan para entrenamientos específicos, desde hace bastante tiempo.

 

¡Ya sabes!, no te quedes sin nadar por culpa del tamaño de tu piscina. ¡La solución ya la tienes!

 

TEX INF 1TEX INF 2