La electrólisis salina es una opción perfecta para la desinfección del agua de tu piscina. Con la Electrólisis salina, te olvidaras del picor de ojos y de las irritaciones , ya que es un sistema de desinfección mucho más saludable que los habituales.

Los equipos de electrólisis salina son muy fáciles de utilizar. Después de instalarlos, solo tienes que echarle la sal, y a funcionar.

 

  1. Unos electrodos y descomponen la sal disuelta creando cloro
  2. Concentración muy baja de sal. Entre 4 y 6 gramos por litro
  3. Recuperamos de nuevo la sal
  4. Realiza una desinfección doble y reduce las irritaciones y malos olores que provocan los productos químicos
  5. No deja residuos perjudiciales en el agua
  6. La formulación química sería la siguiente:
  7. Historia de la electrólisis salina ( dosier de prensa de AFESE )
  8. Contacta con nosotros

 

electrólisis1. Unos electrodos y descomponen la sal disuelta creando cloro

La electrólisis salina, o también llamada cloración salina, como sistema de desinfección del agua de nuestras piscinas, funciona de la siguiente manera.

Se hace pasar el agua de la piscina, en la que previamente se ha disuelto una cantidad concreta de sal, por unos electrodos, que se han instalado  en el equipo de filtración de nuestra piscina, y la sal disuelta, se descompone separando el sodio y el cloro. Este último desinfecta el agua.

2. Concentración muy baja de sal. Entre 4 y 6 gramos por litro

Antes de comenzar con el sistema  de electrólisis salina como tratamiento del agua de nuestra piscina, esta debe tener disuelta una cantidad, entre 4 y 6 gramos, de sal por cada litro de agua.

montemare-rheinbach-schwimmen-1315684-hPreviamente hemos instalado, en  el retorno del equipo de filtración, unos electrodos, o láminas, de titanio. Estos mejoran su conductividad con aleaciones de platino, plata, rodio, etc.

Cuando hacemos pasar el agua de nuestra piscina por los electrodos, las moléculas de sal (cloruro sódico) que están disueltas en ella se rompen, separando el sodio y el cloro. El cloro, al disolverse con el agua, crea acido hipocloroso, que desinfecta el agua.

 

3. Recuperamos de nuevo la sal

Después de actuar, este desinfectante, combinado con el sodio residual, se reconvierte de nuevo en sal, y de esta manera la recuperamos de nuevo. La dosis inicial de sal que añadimos dura el mismo tiempo que el agua en la piscina, que con unos mínimos cuidados, puede durar bastantes años sin cambiar.

El único gasto de sal en nuestra piscina, es el que se va por el desagüe en los lavados. Por eso hay que añadir una mínima cantidad de sal cada  temporada.

 

4. La electrólisis salina realiza una desinfección doble y reduce las irritaciones y malos olores que provocan los productos químicos

En el agua de nuestra piscina la concentración salina es muy baja, similar a la de nuestro cuerpo e inferior a las lágrimas, y actúa como suave antiséptico sobre nuestra piel.

sandiego-denise-rachel-375519-lAdemás de desinfectar generando cloro, realiza una desinfección directa del agua. Los contaminantes son eliminados también al pasar por los electrodos esterilizando el agua.

Las cloraminas, causantes de irritaciones y malos olores, que se crean por la reacción de los sudores, secreciones, cremas, etc., con el cloro, son también eliminadas, al pasar por los electrodos, permitiendo un baño mucho más agradable.

5. La electrólisis salina no deja residuos perjudiciales en el agua

396319_7570En los sistemas habituales de cloración  con productos estables de cloro (cloro en pastillas o tabletas…), los componentes estabilizadores del cloro (isocianúricos, conservantes…), van acumulándose residualmente en el agua. En dosis altas, estos componentes son perjudiciales y producen irritaciones en los ojos y mucosas.

Al igual que los métodos de cloración sin estabilizadores, la electrólisis salina, al crear cloro puro, no deja residuos, evitando así perjuicios para la salud,

El único producto químico que utilizaremos con este método de desinfección es el reductor o minorador de ph, ya que el cloro puro sube el ph del agua.

Para facilitar esta labor, lo mejor es instalar un sistema automático de control del ph, algunos sistemas de electrólisis lo llevan incorporado de serie, y nos olvidaremos del tratamiento de la piscina para toda la temporada.

 

6. La formulación química sería la siguiente:

  • La sal se añade al agua y al pasar por los electrodos, se descompone y se produce sodio y cloro          2NaCl + 2H20 = 2NaOH + H2 + Cl2
  • El cloro se disuelve en el agua formado ácido hipocloroso            Cl2 + H20 = H0Cl + HCl
  • Éste esteriliza el agua    HCl0 = HCl + H20
  • Una vez desinfectada al agua, el ácido clorhídrico reacciona con la sosa cáustica en una reacción de neutralización volviendo a dar sal y agua        Na0H+HCl = NaCl + H20

 

7. Historia de la electrólisis salina ( dosier de prensa de AFESE )

Desde hace casi 40 años han ido apareciendo varios sistemas alternativos al cloro químico (ionización, bromo, oxígeno activo, ultravioleta, etc.) que han tratado de ofrecer una opción diferente para conseguir un agua más sana y segura.

649642_83210624La electrólisis es un descubrimiento del físico inglés Michael Faraday en 1834. La electrólisis del cloruro sódico se ha venido utilizando fundamentalmente como proceso de fabricación de cloro y sosa, teniendo también otros usos como sistema para la purificación del agua en los grandes transatlánticos.

Aplicado para la purificación del agua en piscinas, fue patentado por unos ingenieros sudafricanos en 1952. Aunque no es hasta 1972 en que un equipo de australianos, pioneros en el mundo en la utilización de este sistema de conservación de las aguas, comenzaron a implantarla.

En la actualidad Australia sigue siendo la pionera en la investigación e implantación de este tipo de sistemas llegando a una penetración cercana al 99%, seguida por Europa y estados Unidos.

En el año 2006 se fabricaron a nivel mundial más de 175.000 unidades de electrólisis salina y se estima que en 2008 se alcanzó la cifra de 200.000 unidades/año.

Los primeros sistemas de Electrólisis sin autolimpieza en sus células datan en España de 1993 y, en tan sólo 4 años, logran convertirse en un sistema conocido ya que los ciudadanos aprecian las ventajas del agua sana y ecológica, su automatismo y sencillez.

El gran boom de demanda se produce a inicios del nuevo siglo cuando incrementa el número de usuarios. A fecha de hoy los niveles de crecimiento anual se encuentran en un 20-25%.

 

8. Contacta con nosotros

Disfruta de las ventajas de la electrólisis salina en tu piscina

TEX INF 1TEX INF 2