¿Un gimnasio en la piscina? ¡Qué gustazo! ¡puedo utilizar mi piscina como un pequeño gimnasio!. Hacer deporte en casa, en tu piscina, hacer ejercicio y además compartirlo con tu pareja, tus amigos…¡Que bueno! Tus niños disfrutan un montón en la piscina jugando, a su manera. ¡Ya es hora que disfrutes tú a la tuya! . Ponte en forma y tonifica los músculos haciendo ejercicio en tu piscina.

 

  1. Hacer ejercicio en tu piscina es más fácil de lo que crees
  2. Beneficios de la gimnasia en el agua
  3. Empieza con lo que tengas
  4. Contacta con nosotros

 

1. Hacer ejercicio en tu piscina es más fácil de lo que crees

¿Te has planteado alguna vez ponerte en forma en la piscina de tu casa? No te lo pierdas. Además de nadar, hacer ejercicio en tu piscina es bastante más fácil de lo birthday-friends-party-336562-hque crees. Ya, nuestro cuerpo ofrece una gran resistencia al agua, entonces, cualquier movimiento que hagamos, es como si le cargáramos unos cuantos kilos. Solo el hecho de andar por la piscina, ya es un ejercicio con sobrecarga.

La gimnasia en el agua, está basada en la resistencia que esta ofrece a los movimientos que realizamos dentro de ella. El esfuerzo que hacemos al movernos, se multiplica dentro del agua. Tenemos que hacer más fuerza de lo normal, y si además utilizamos objetos que provoquen resistencia al agua, ¡más todavía!

2 Beneficios de la gimnasia en el agua

Aprovecha  los múltiples beneficios que nos da la gimnasia en el agua.

  • Nuestro cuerpo en el agua, reduce su peso considerablemente, cerca de un 90%. Esta “casi” ausencia de gravedad, reduce el impacto normal de nuestro cuerpo con el suelo, repercutiendo favorablemente  en nuestra espalda y articulaciones.
  • Activa la circulación Arterial y venosa, y acelera la oxigenación.
  • La presión del agua, favorece el retorno venoso, muy interesante para las personas que sufren de varices.
  • Combate la celulitis y la flaccidez por su efecto modelador y tonificante.
  • Tonifica los músculos, potencia la fuerza muscular y la flexibilidad.
  • Como ejercicio aeróbico, es una buena manera de quemar calorías.
  • El agua, por su efecto sedante, nos ayuda a reducir el estrés y los síntomas de ansiedad y depresión.

915227_59731382La gimnasia en el agua, inicialmente se creó como tratamiento para recuperar lesiones en los deportistas de élite. Pero esto ha ido generalizándose, y además de terapia, se utiliza como deporte. Han surgido diferentes modalidades deportivas a partir de la gimnasia en el agua: Aquaerobic,  aquagym, aquadance, aquarunning, aquafitness, y un largo etcétera.

3. Empieza con lo que tengas

Para hacer ejercicio en la piscina, existen en el mercado infinidad de elementos y aparatos específicos para ello.

Mancuernas, manoplas, muñequeras, tobilleras, pullpush, cinturones de flotación, gomas, tensores, aquasteps, legsshapers, bicicletas estáticas (para hidrospinning), cintas de correr acuáticas, chorros de natación contracorriente… ¡vamos!, para montar un gimnasio en toda regla.

Pero si no tienes claro lo que necesitas, lo mejor es que empieces de la manera más fácil con lo que tienes a mano. Aquí te dejo un pequeño ejemplo de ejercicios para iniciarte en la gimnasia en el agua.

 

Podemos empezar con la propia resistencia que hace el cuerpo.people-gente-fiesta-336416-l

  • Andar o correr por la piscina.
  • Saltar.
  • Mover los brazos dentro del agua adelante y atrás, etc.

 

Utilizar elementos propios de la natación.

Tablas para hacer pies.500922_38440257

  • entre las manos, moverla debajo del agua de derecha a izquierda, y/o arriba y abajo, desplazando la mayor cantidad de agua.
  • haciendo equilibrios sentándose encima, o de pie, o con un solo pie.
  • una en cada mano, moverla adelante y atrás, arriba y abajo.

 

Pullboys.

  • entre las piernas, hacer movimientos de bicicleta.
  • uno en cada mano, inclinados hacia adelante, empujarlos hacia el fondo.

 

Los juguetes de los niños también nos sirven.

Churros.vacation-118727-m

  •  una mano en cada extremo, abrirlo y cerrarlo hacia el fondo.
  •  pisando uno con cada pie, hacer el movimiento de subir escaleras.
  •  sentados encima, remar hacia adelante, o hacia atrás.

Pelotas.

  • una en cada mano, brazos extendidos a los lados, o adelante, hundirlas hasta tocar las piernas.

Y así una gran cantidad de ejercicios que haríamos fuera del agua, con un poco de imaginación, los podemos realizar dentro de ella.

Hacer ejercicio puede ser muy divertido, y si además lo haces en tu piscina, ¡pues imagínate!

Anímate y disfruta de tu piscina de una manera distinta.

 

4. Contacta con nosotros

TEX INF 1TEX INF 2